Estás en: Holanda > Gastronomía > > Quesos de Holanda

Quesos de Holanda


Holanda es un país muy conocido por sus ricos, sabrosos y tan característicos quesos. Algunos de los más famosos son: el Queso Edam, que es un queso que encontramos, en forma de bola o esfera, que han sido cubiertos por una parafina de color rojo o amarillo. Su nombre proviene de la ciudad del mismo nombre, Edam, que encontramos en el norte de Holanda. Es muy popular, sobre todo, en los países del norte de Europa y en Estados Unidos. Si es un queso suave, lo sirven con peras, uvas, albaricoques, fresas o melón. Si es envejecido, entonces, con manzanas o peras. Se aconseja tomarlo con el vino de Pinto Noir. También, el queso Gouda, un queso con un dato curioso, aunque su origen está en Holanda Meridional; los que son de mejor calidad con las zonas de Holanda Septentrional. Se caracteriza por ser un queso de forma cilíndrica y con ojos de tamaño variable. O, el queso Mazda, que aunque es holandés, se recueza de la misma manera que los quesos alemanes. En algunas ocasiones, se puede confundir con el anteriormente nombrado Gouda, también, el queso Leyden, que es muy tradicional en la cocina holandesa, y que se parece mucho al Gouda.

El Limburger, es un queso cuyo origen, en realidad, está en Bélgica y, que se caracteriza por sus sabor que puede ser suave o algo picante. Se suele servir con panes negros, como puede ser el Pumpernickel y con cebolla cruda. También, con una cerveza o con un tinto fuerte, eso sí, con platos como son la carne de ternera, o las parrillas bien asadas

Volver a Gastronomía.
Buscador de Holanda
Boletín